Tener una app mala es casi peor que no tenerla.

En un mundo donde tus clientes potenciales cada vez emplean más tiempo en usar el móvil, no tener una app para tu negocio es, en la mayoría de casos, perder dinero. Por eso queremos darte una serie de consejos para que tu primera app sea un éxito absoluto.

El primer paso (para crear una aplicación y para cualquier innovación que busques hacer en tu negocio) es investigar, investigar, investigar, hasta que no haya un solo detalle sobre tus usuarios y la competencia que no conozcas. Entonces, y solo entonces, serás capaz de ofrecer una solución única y adaptada a las necesidades de tus consumidores.

Una vez hayas terminado la investigación, y tu app esté en un estado de desarrollo avanzado, es el momento de promocionarla. De nada sirve que crees un producto genial si nadie lo utiliza, y en el caso de las apps, los usuarios se deben adquirir incluso antes de que estén disponibles. En la era digital, el que no corre vuela.

También durante el desarrollo, deberás asegurarte de que el diseño de tu aplicación tenga una interfaz cómoda para el usuario (lo que en el gremio llamamos UI/UX), ya que por muy útil que sea tu app, muy poca gente la apreciará si no es cómoda e intuitiva.

Y recuerda que el trabajo no se acaba cuando publicas la app. Como sabrás por experiencia, las aplicaciones se actualizan constantemente, y la tuya no puede ser menos. Escucha lo que tus clientes tienen que decir, haz evolucionar tu app de acuerdo a ello, y mantén un calendario de actualización más o menos constante.

Recapitulando: Investiga el mercado, promociona tu app antes de lanzarla, asegúrate de que la interfaz es cómoda, y mantenla siempre actualizada.

¿Suena imposible? No te preocupes. En SAO diseñamos apps funcionales y atractivas para que tú puedas dedicarte a lo que mejor haces: Llevar la satisfacción a tus clientes. De lo demás, ya nos encargamos nosotros.