Creando animaciones desde 1829.

Mucho antes de que en 1895 los hermanos Lumiére inventasen la primera cámara cinematográfica, existía un invento llamado el fenatisquiscopio. Este interesante artilugio, creado por Joseph Plateau en 1829, consiste en un disco decorado con ilustraciones secuenciales, que al ser girado y puesto frente a un espejo crea una animación en bucle. El señor Plateau lo ideó con el objetivo de demostrar la teoría de la persistencia de la visión, que argumenta que las imágenes se quedan en nuestra retina durante un breve periodo de tiempo, y que la realidad que vemos son imágenes estáticas en rápida sucesión que nuestro cerebro va hilando.

Desde 2012, el coleccionista Richard Balzer y de su ayudante Brian Duffy se han dedicado a digitalizar estas curiosas animaciones, permitiendo al público acceder a estas pequeñas obras de arte online. Y como una imagen dice más que mis palabras, os dejamos con su trabajo, que podéis consultar en más profundidad aquí.

Todas las imágenes son cortesía de The Richard Balzer Colection.