El mensaje de Navidad en tiempos de COVID. Hace un año, nos deseamos unos a otros un feliz 2020. Y si nos hubieran mostrado una imagen de este año, con todos andando con mascarilla por la calle y sin poder juntarnos más de seis personas en una reunión familiar, habríamos pensado que se trataba de un estreno de Hollywood.

El año más atípico de nuestras vidas

Sí, el 2020 ha sido el año más atípico que cualquiera de nosotros pueda recordar. Lejos han quedado aquellos mensajes de marzo diciendo que, con un gran esfuerzo inicial, podríamos salir rápido de esta situación.

Y ahora, vuelve a ser Navidad y a las empresas nos toca desear un feliz 2021 a todos nuestros compañeros, clientes y proveedores. Con la peculiaridad de que este año, el deseo de felicidad va a ser mucho más sincero que en los años anteriores. Porque este 2020 no ha sido especialmente feliz para nadie.

Este año estaremos más «juntos» que nunca, pero separados

Estas Navidades, en las felicitaciones, encontraremos muchos mensajes de apoyo, de unidad en la distancia, de superación de las adversidades y de lucha conjunta. No habrá ningún mensaje ni anuncio en el que la COVID-19 no esté presente, de una manera u otra. Y la originalidad, probablemente, brille por su ausencia. Así ha quedado claro en la campaña de la Lotería de Navidad que ya se retransmite en televisión, mostrando a esas dos vecinas que se acompañan en la soledad.

No perdemos la esperanza de encontrar enfoques creativos en las campañas de los grandes de la Navidad, como Campofrío o Freixenet. Aunque todo apunta a que el Almendro no nos animará a volver a casa por Navidad a abrazarnos con los nuestros.

Sí sabemos que Freixenet pondrá de valor esas pequeñas cosas que en circunstancias normales pasaban desapercibidas y, con la pandemia, hemos podido apreciar. O que Campofrío ha manifestado su intención de apelar a su mensaje habitual de Navidad, para que nadie nos quite la ilusión de disfrutar de la vida.

Salir de ese marco de apoyo y empatía va a ser muy complicado. Mucha gente se ha sentido muy sola este año, muchos han perdido a uno o varios seres queridos. Otros siguen luchando contra el virus en un hospital y sus allegados aguardan en vilo, desde sus casas, las noticias sobre su evolución. Muchas empresas están cerrando o a punto de hacerlo, otras tantas están esperando una ayuda que nunca llega, y todos observan decepcionados como las administraciones están más pendientes de pelear entre sí que de unir fuerzas.

Este año solo nos queda ser sinceros

No, no es fácil desear una feliz Navidad este 2020. Un simple mensaje estándar felicitando las fiestas, sería una frivolidad para una persona que se haya visto afectada a nivel personal o profesional. Un mensaje demasiado compasivo o emotivo se recibirá con rechazo por aquellas personas que desean evadirse de las circunstancias. Hacer uso de la ironía o reírse de la situación puede hacer mucho daño a mucha gente. Y animar a disfrutar la vida podría alentar a las personas a saltarse las normas de seguridad, y eso sería una temeridad.

No podemos hablar de otros tiempos mejores, no podemos asegurar que el 2021 será próspero, ni mucho menos podemos presuponer que volveremos a casa o nos reuniremos con los nuestros. Lo único realmente válido en el mensaje de Navidad de este año es ser sincero.

En SAO estaremos a tu lado

Aunque el mensaje suene repetitivo, poco original y atente contra la máxima publicitaria de hacerse recordar. Este año las personas nos necesitamos más, las unas a las otras. Así que, simplemente, dile a los tuyos lo que te gustaría escuchar a ti, o muéstrales ese aprendizaje esperanzador al que te ha llevado esta terrible experiencia.

En SAO Branding: estaremos a tu lado, en las buenas y en las malas, para procurar que tu mensaje de Navidad encaje en el corazón de tus clientes.

Pamela Pons Copy