En el artículo anterior os explicamos por qué es tan útil, crear Buyer Personas antes de desarrollar un proyecto.

Ahora os explicaremos cómo crearlos. Pero antes, vamos a dejar clara una cuestión. Las Buyer Personas no son una herramienta exclusiva de marketing. Su origen viene de los análisis UX. Por tanto, están más vinculadas a productos finales, como podría ser desarrollar un sistema de control de casas inteligentes.

Sin embargo, el éxito en el uso de las Buyer Personas ha hecho que este tipo de análisis se utilice en el ámbito del marketing con muy buenos resultados.

Pero, ¿cómo se crean las Buyer Personas?

Básicamente, debes describir con detalle, al menos, cuatro perfiles diferentes de potenciales clientes o usuarios.

Si habéis buscando información sobre creación de Buyer Personas, sabréis que es una labor bastante compleja. Requiere de bastante investigación. Sin embargo, no es una tarea tan difícil y profunda como puede parecer.

La clave está en definir bien qué aspectos de la vida de esas personas son relevantes para tu servicio o producto, e ignorar el resto. Por ejemplo, si estás desarrollando un sistema de seguridad para hogares,  te interesa dónde van de vacaciones. Y si creas un servicio online de lovecoach,necesitas saber su orientación sexual.

Del mismo modo, si tienes un blog te interesa saber a qué se dedican tus usuarios. También, cuánto tiempo usan para buscar información y a qué hora lo hacen. Tal vez, para ello necesites saber si se van a dormir tarde o son madrugadores; si están todo el día en movimiento y usan el móvil como ordenador, o si están sentados en una oficina la mayor parte de su tiempo.

Preguntate por los detalles que definen a tu Buyer Persona.

Pero antes hazte la primera pregunta:

¿Quién puede llegar a usar mi servicio o producto de manera continuada?

Un caso de error lo encontramos en el que fue el estudio de lanzamiento del desengrasante KH7. Solo se valoró la opinión de mujeres de clase social media-baja que no trabajaban fuera de casa, porque se consideró que serían sus principales usuarios. Obviaron por completo otro mercado potencial que ha acabado siendo muy rentable para este tipo de productos. Por ejemplo, el de hombres que necesitan un fuerte desengrasante.

Así que piénsalo bien.

Puede que tengas un prototipo bastante claro. Encuentra al resto de usuarios que están buscando tu servicio, sin saberlo. Por ejemplo, si estás construyendo una plataforma de videollamadas. Deberás tener en cuenta a personas como el joven ex erasmus que quiere mantener el contacto con sus amigos internacionales. O el desarrollador que trabaja en remoto desde su casa y se comunica recurrentemente con su equipo. También a la madre que tiene un hijo estudiando lejos de casa, o una persona sorda que necesita hacer sus llamadas en lenguaje de signos.

Si te cuesta encontrar tus perfiles ideales, recuerda que en SAO Branding podemos ayudarte a crear Buyer Personas eficientes y convertirlas en resultados para tu proyecto.